Eventflow
Eventflow

Imagina, fluye, disfruta

Contactanos

¡No regresemos a la normalidad! Mejorémosla…

Quise escribir esto, porque si bien soy Wedding Planner, soy 100 % Mexicana y AMO mi país. Así que me duele mucho por lo que estamos pasando.

Sin embargo, me quiero concentrar en lo positivo y quiero contarles cómo me tocó vivir, el Sismo del pasado 19 de septiembre. La semana pasada, se celebró el 7o Congreso Latinoamericano de Bodas y Eventos, en Riviera Maya, al cuál asistí. Así que yo me encontraba lejos de la Ciudad, lejos de mi gente. Estaba en plena Conferencia, cuando me empezaron a llegar las alertas sísmicas y pensé que había sido un error de la App, tal cuál la semana pasada se había suscitado. Más, sabiendo que el Magno Simulacro, había tenido lugar apenas dos horas atrás. Pero al empezarme a llegar mensajes de mi familia, preguntando si todo bien… Supe que no había sido un error.

Mi hijo se había quedado bajo la custodia de mis suegros, así que fue a los primeros que hablé, para verificar que todo estuviera bien. Afortunadamente estaban bien, sólo con un gran susto. Después le avisé a mi esposo, que también estaba fuera de la Ciudad, él, mucho más lejos, en Brasil. En cuestión de minutos, nos empezamos a enterar de que realmente había sido un terremoto grande, con estragos graves en la Ciudad de México, Puebla y Morelos. Prendí las noticias y me parecía que estaba viendo un documental de hace 32 años, misma fecha…

Minuto tras minuto, las cosas empezaron a tornarse mal y la impotencia, crecía. La gente, como hace 32 años, sin llamado oficial, más que el de apoyo, unión y fuerza, empezó a converger en los puntos donde habían caído edificios, para tratar de salvar a personas que se habían quedado atrapadas en los escombros. En cuestión de un par de horas, la sociedad estaba completamente organizada. Como si alguien les hubiera dado instrucciones de cómo actuar y qué hacer en esos momentos. Como si hubiera existido un manual y un Director de Orquesta, dirigiéndolos. Fueron uno, se movían al unísono y guardaban silencio al levantamiento de un puño, en pro de encontrar gente con vida y rescatarlos.

No había mucho que pudiéramos hacer los que nos encontrábamos lejos, así que desde mi trinchera (Redes Sociales), empecé a tratar de apoyar. Éramos muchos los que lo hacíamos de esa manera. ¡Bendita tecnología! Igual nos tenía pegados a los celulares, pero ahora con una causa en común: Hacer Fuerte a México, en momentos en que más lo ha necesitado.

Ya pasaron 6 días de la tragedia; y durante estas más de 140 horas, hemos visto a un México que no veíamos hace mucho tiempo: Tomada por los jóvenes (en su mayoría), con un fin común: ¡Salvar a México! En estos momentos, se han olvidado estratos sociales, formas de pensar y de actuar, diferencia entre día y noche, diferencias entre profesiones… Por fin hemos actuado como UNA Sociedad conjunta, caminando hacia una misma dirección.

No puedo expresar el GRAN orgullo que siento por México en estos momentos, y manifiesto mi más grande admiración y agradecimiento a TODOS y cada uno de los que se han sumado al apoyo, por toda la República Mexicana y el Extranjero: Brigadistas, Médicos, Veterinarios, Carpinteros, Herreros, Soldadores, Cocineros, Topos, Marineros, Soldados, Binomios… en fin, sería una lista interminable, pero sin su ayuda, la catástrofe hubiera sido aún peor.

Hoy, no me queda más que agradecer todo este esfuerzo conjunto, no sin antes pedir encarecidamente que, esta fuerza que hemos tomado, no se nos olvide. No podemos soltarnos de las manos, para éste o para el fin que sea. Todos somos UNO y nos necesitamos. Hoy ha quedado claro. Espero que, como yo, en muchos haya despertado una persona diferente, un día después del 19 de septiembre de 2017. No podemos regresar a ser una sociedad egoísta, no podemos regresar a diferenciar por estratos, no podemos regresar a ver sólo por uno mismo. No podemos olvidar, que el apoyo seguirá siendo necesario, no podemos olvidar que México está esperando ser reconstruido, no sólo arquitectónicamente, sino desde sus entrañas. Espero que esto, nos sirva para entender que todos nos necesitamos y, que ahí estaremos para cuando se nos necesite, porque somos Fuertes, porque somos ¡México!

Por mi lado, seguiré trabajando con MÁS pasión aún, ayudando a ser felices a las personas que deciden compartir grandes momentos, con sus seres más queridos.

Desde el corazón,

Evelyn Paz

CEO & Wedding Planner

Event Flow

Fotos: Pablo Cruz Irastorza – Pabloci

Post A Comment

error: Content is protected !!